Open Source y una mirada actual en el mundo empresarial

La terminología Open Source nos enmarca, entre otras cosas, dentro de los programas informáticos que no requieren permisos para su distribución.

Un mundo de código abierto que cobró relevancia en los últimos años con el despegue y consolidación de tecnologías satélites, como Android, Node.js y Mongo DB, que motivó al sector empresarial inevitablemente a inclinarse hacia este tipo de programas, frente a los software privados; generando nuevamente, la tan conocida brecha entre oferta y demanda de desarrolladores.

Enfoque Empresarial

Centrándonos particularmente en Streambe, el desarrollo en Código Abierto representa hoy más del 60% de las tecnologías que se emplean internamente. Ciertamente este hecho endógeno está ligado al modelo de industria de gobierno, y como ya mencionamos al mercado en sí mismo.

Si bien para Streambe esta tecnología es un “commodity” por la diversidad de tecnologías que se utilizan en la Software Factory, su recomendación es cien por ciento cuando el cliente está alineado a ello.  Esto significa que, no siempre en todos los casos se aplica.

Para determinar si es viable su uso, se estudia previamente el modelo de negocio y la necesidad particular del cliente. Una vez definido, la empresa se acompasa a dicho modelo para otorgar una solución cuyos costos sean lo menos posible y generen valor agregado. En este sentido, se aplica el know-how en consonancia con el conocimiento del cliente en pos de desarrollar un producto ad hoc.

Es importante destacar que hay ciertos criterios que deben tenerse en cuenta al momento de utilizar un código abierto. Es imprescindible conocer el alcance de uso, las condiciones y limitaciones que tiene cada licencia de código abierto. También es menester contar con buen asesoramiento y así evitar riesgos, en materia de derecho intelectual, legal y responsabilidad en seguridad informática.

Cofounders: Mg. Fabián Perfetti y Mg. Gastón Gugliotta

Redacción: Mercedes Molina