Banco Mundial emitirá Bond-i, primer bono Blockchain

Especial interés ha mostrado el Banco Mundial (BM) en ofrecer una alternativa novedosa de solicitar préstamos a los mercados internacionales aprovechando la tecnología de Blockchain.

La institución bancaria reconocida mundialmente en coordinación con Commonwealth Bank de Australia creará el primer bono que utilizará la tecnología tanto en el diseño como en las emisiones de deuda, gracias a la colaboración que, ambas organizaciones, han mantenido por largo tiempo.

Blockchain Offered New Debt Instrument es el nombre completo de la emisión que se resume en Bond-i. En español, las siglas se refieren a Nuevo Instrumento de Deuda Administrado por Blockchain.

Cadena de bloques Privada

El Centro de Excelencia de Blockchain de CBA Innovation Lab desarrolló la plataforma Blockchain y junto a Microsoft llevaron a cabo una revisión de su arquitectura, seguridad y firmeza. Mediante este sistema, se gestionará el bono Kangaroo de $ AUD, como también se le conoce a Bond-i.

El bono se entregará en una cadena de bloques privada de Ethereum que emplearán tanto el Banco Mundial como el Commonwealth Bank de Australia.

Tecnología de desarrollo sostenible

Algunas de las prerrogativas que el BM encontró para la elección de la tecnología están: la reducción del tiempo de las liquidaciones de más de 4 días a tan sólo pocos segundos y la alta capacidad del sistema en la minimización de los costos.

Por otro lado, un directivo del BM afirmó que su implementación puede proporcionar mejores servicios entre los intermediarios y agentes. Además, puede facilitar el proceso de recaudación o inversión de dinero en el mercado, mejorando la eficiencia de los procedimientos.

La oferta, a través de esta metodología, halló las soluciones legales y técnicas que evitaban la ejecución de transacciones de este tipo. La aprobación del mecanismo fue recibida gratamente por los interesados en el instrumento. Bond-i es un precursor dentro del sistema de bonos, ya que  los inversores esperan obtener 100 millones de dólares australianos, tras el inicio de la venta.

El gobierno australiano –por su parte- se ha enfocado en mantener una visión positiva con respecto al uso del Blockchain en diversas aplicaciones por lo que ha sido proactivo en la investigación de la tecnología y a su vez busca ayudar, con este instrumento, a los países con economía emergente.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *