El desembarco de Blockchain en las sociedades corruptas

¿Cuántas veces aceptamos brindar información personal a cambio de poder utilizar un servicio?, o ¿cuántas veces confiamos con cierto recelo nuestra identidad a terceros para acceder a ciertos beneficios?

Si nuestra memoria nos lleva al menos a utilizar los dedos de una mano para contarlas, es suficiente para ya estar cautivos de negocios e intereses impensados de los que seguramente no querríamos formar parte.

Facebook, Gmail, WhatsApp, Instagram, Spotify, portales de noticias, y tanto otros, solo por nombrar unos pocos del gran universo de aplicaciones existentes (móviles, webs, de escritorio, iot, integradores, etc.), hacen uso de ello, y capitalizan día a día sus empresas principalmente por el conocimiento logrado de las personas.

Paralelamente a este callejón tecnológico sin salida, está floreciendo una alternativa tecnológica sin precedentes, donde grandes “players” económicos y tecnológicos mundiales están reviendo sus modelos de negocios para no verse perjudicados en el mediano plazo.

De esto se trata Blockchain, la nueva tecnología descentralizada (dapps) que tiene el potencial de hacernos repensar cómo elegimos y nos identificamos diariamente en el mundo digital. Si comprar un auto, escoger gobernantes, escuchar música, transferir dinero o algo tan simple como enviar un mensaje de texto debe pasar por manos de un tercero, ¿por qué queremos seguir haciéndolo?

Es solo cuestión de tiempo, hasta que madure y se “comoditice” la tecnología, y nos sintamos en posición de imponer un verdadero anonimato en nuestras transacciones digitales.

Ahora bien, ¿por qué deberíamos continuar preocupándonos por la utilización o no del voto electrónico para agilizar y transparentar la operación, si el garante de la transacción puede ser una tecnología inviolable?

La corrupción, lamentablemente el común denominador de la mayoría de las naciones en vías de desarrollo, permanecerá enquistada y evolucionando sus cualidades endémicas, en la medida en que no se erradique los esquemas tradicionales, obsoletos y viciados de intereses mal intencionados.

Frente a esto, Blockchain juega un papel trascendental, ya que como cité anteriormente, esta cadena de bloques elimina toda monopolización, permitiendo la transferencia de datos digitales de manera infalible.

A modo de aprehender tanto concepto, y como miembro de una empresa de tecnología considero que todos somos responsables del cambio. Debemos acompañar esta transición reflexionando acerca de la importancia de adaptarnos a la transformación digital y reinventarnos en la presencia de un futuro inteligente.

Por último, los invito a conocer más sobre Blockchain en nuestro sitio web.

                                                                                                                     Gastón Gugliotta                                                                                                                        Cofounder Streambe




 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *